PTI-PY verifica avances en planta solar de Lagerenza
 Paneles solares instalados por Itaipu Binacional y PTI-PY en la remota zona de Lagerenza  

Esta obra de Gobierno está próxima a ser inaugurada y constituye un símbolo de cómo profesionales paraguayos pueden llevar y concretar una obra que extiende beneficios y calidad de vida a compatriotas, en una región aislada y anteriormente con casi nula energía y medios para una sobrevivencia digna.

A más de 800 kilómetros de Asunción, la planta solar instalada por Itaipu Binacional y el Parque Tecnológico Itaipu Paraguay (PTI-PY) en la icónica localidad de Mayor Pablo Lagerenza, en la profundidad del departamento del Chaco de Alto Paraguay, funciona a la perfección. Los 160 paneles solares instalados con el inversor, las baterías de almacenamiento, el generador electrónico y el control automatizado de monitoreo remoto, sincronizan la provisión de energía las 24 horas en el estratégico cuartel militar, adyacente a la frontera.

Para revisar el sistema, el Director Ejecutivo del PTI-PY, Diosnel Dávalos, junto al viceministro del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación (MITIC), Miguel Martín, y el Coordinador del Centro de Automatización y Control (CIAC), Tamatiá Colmán, viajaron a la lejana localidad, donde observaron el funcionamiento y ajustar aspectos vinculados a la infraestructura. La comitiva tuvo que sortear difíciles trayectos, pasar por improvisadas picadas, grandes y lodosos charcos, lo que no se contrapuso al interés de observar que la planta solar funcione perfectamente.

A menos de 500 metros donde se produjo una de las últimas grandes batallas de la guerra del Chaco, Ingavi, el sistema energético de Lagerenza es un ícono referencial de cómo la tecnología puede cambiar la vida de los compatriotas en lo que anteriormente era conocido como el “infierno verde”. Marca la presencia del Estado en la remota región.

Anteriormente en el cuartel solo existían dos horas de energía, sin posibilidad de contar con aires acondicionados, internet, agua potable, hielos y el almacenamiento de medicamentos como el vital antiofídico. Cuenta también con una pista iluminada con luces led para operar en todo tiempo. Antes de montar el sistema, se usaba gran cantidad de combustible fósil a un costo aproximado de 700 millones de guaraníes al año. La unidad cuenta asimismo con un cuaciclon eléctrico y un generador móvil fotovoltaico.

El viceministro del MITIC, Martín, admiró la contribución de Itaipu y el PTI-PY a una obra de Gobierno en que se extiende calidad de vida a la gente y anunció una alianza estratégica para dar impulso a proyectos conjuntos, orientado a la expansión del uso de la tecnología y una mayor conectividad de la población.